Inepto.

Que se quejen… Que critiquen los ineptos que no conocen ni el alcance de su borreguez. Hay quien las mata callando y a quien matan por bocazas, pues, bien, yo siempre he sido más de los primeros. Me sorprende que alguien a quien le tienen que mascar la comida cuestione el dulce al que otros […]

El sol de Medal

Bendito el sol de Medal: las sonrisas de mis primos pequeños, los abrazos de mis abuelos y la fidelidad de mi perro Pancho. No importa que las hojas empiecen a caerse, aquí la felicidad brota siempre porque no hay tierra más fértil que una familia unida. Me encanta la tranquilidad de Inés haciendo ruido mientras […]

Me confundí.

Y como no… Me confundí de actitud de callejón de quehaceres en la oscuridad de uso para la cartera de hora en mi reloj pero no de amigos y, por desgracia, tampoco de PIN en el banco. Memoria selectiva y voluntad débil como defectos congénitos que me han dado la mitad de alegrías que de […]

Espíritu libre mal aprovechado.

Tantas horas conmigo mismo y aún no me he convencido para bajarme de este avión que se precipita hacia una paranoide soledad. Una adolescencia de desastre y una fuerza de voluntad débil no son la mejor combinación para calibrar la brújula que sigo, desde luego. Me gusta como soy y a veces no me gusta […]

¿Un mundo sin arte?

El arte es morirte de frío y de calor, de gozo y de dolor, en el silencio y en el clamor… Son las batallas internas o volar entre dos piernas, o entre una veintena. Es la vida hecha pasión y la pasión hecha herida, mas si la herida es la misma vida, ¿cómo no expresar […]

Obstinados: huid.

Oscuridad, fuego y aceite: Ingredientes perfectos para la combustión espontánea. Sin otro detonante que una leve fricción he visto caer las más complejas estructuras. La ciudad tiembla cada vez que ese par de gamberros traman otra de sus aventuras, los perros aullan a la luna sólo porque sus sombras se reflejan en ella y son […]

De nuevo.

Hola nostalgia. Hacía tiempo que no sabía de ti. Te he visto merodeando por mi zona todo este fin de semana, no pienses que no te había distinguido entre las sonrisas, el cariño de mis hermanas y las nuevas vistas. Nos conocemos demasiado bien, sé de sobra que estabas esperando este preciso momento para visitarme. […]